BIENVENIDOS

Este blog tiene como propósito compartir con mis alumnos y amigos ideas y artículos relacionadas con el mundo de la Religión, la Psicología, la Filosofía y la Educación.

jueves, 28 de agosto de 2014

Estrategias de Estudio: Cómo tomar apuntes




Cómo tomar apuntes
Prof. Víctor A. Jofré Araya – Magíster © en Educación Religiosa



¿Qué son los apuntes?
·         Los apuntes son anotaciones de los datos e informaciones que son necesarios retener en una situación de aprendizaje.
·         Las notas se utilizan como material de estudio.
·         Como no todo se retiene en la memoria, los apuntes se convierten en una herramienta básica para recopilar y retener las ideas esenciales expuestas por el profesor.
·         Es una forma excelente de asimilar lo que se escucha en una clase.
·         Los apuntes deben tener cierto esquema que ayude a la memorización y aprendizaje de los contenidos tratados por los profesores.
·         Permite desarrollar la capacidad de síntesis del alumno y seleccionar la información esencial o fundamental y desechar la información superficial.
·         Deben ser complementados por las lecturas dadas por el profesor o por la investigación personal por parte del estudiante.
¿Cómo tomar apuntes?
·         Redactar en forma personal lo expuesto por el profesor en una clase.
·         Usar frases completas para expresar un resumen de las ideas del profesor.
·         Mantener una conexión entre las ideas principales y las ideas secundarias.
·         Parafrasear las ideas del profesor con palabras familiares para el estudiante. Esto ayuda a comprender mejor los contenidos.
·         Puedes utilizar signos o símbolos para expresar ciertas ideas o palabras pues ayudan a ahorrar tiempo mientras se escribe. Por ejemplo: (=) = igual; (%) = mente; p.e. = por ejemplo; e.d. = es decir; nb = nombre; etc.
·         Las definiciones y fórmulas dadas por el profesor deben ser escritas palabra por palabra (en forma textual).
·         Se pueden utilizar distintos tamaños de letras o colores para diferenciar ideas principales de secundarias.
·         Se pueden utilizar esquemas, gráficos y otros recursos visuales para hacer más comprensible los apuntes. También es bueno copiar en forma exacta los esquemas, gráficos o dibujos que el profesor utilice.
·         Poner atención a frases que los profesores utilizan para enfatizar algunas ideas, como por ejemplo: “Pongan atención…”; “Recuerden que…”; “No olviden que…”; “Lo fundamental de lo que venimos diciendo es…”; “La idea principal es…”; etc.
·         Estar atentos al inicio y al final de la clase, pues es cuando los profesores suelen mencionar las ideas principales o resumir el contenido de la clase.
·         Hacer preguntas cuando alguna idea no esté clara, pues ayuda a tomar notas con mayor precisión.

Test: ¿Sabes tomar apuntes en clases?
Responde cada pregunta según la siguiente escala: 1 = nunca; 2 = a veces; 3 = ocasionalmente; 4 = frecuentemente; 5 = siempre.
Preguntas
1
2
3
4
5
1. Durante las clases suelo tomar apuntes en las asignaturas en que es necesario.





2. Prefiero entender bien lo que me están explicando y anotar lo que considero más importante.





3. Cuando el profesor explica en clase intento localizar las ideas principales para seguir mejor sus explicaciones.





4. Utilizo una terminología adecuada al tomar los apuntes y también algunas abreviaturas.





5. Soy consciente de que tomar apuntes no es copiar todo lo que dice el profesor.





6. Empleo habitualmente una carpeta o archivador para ordenar y organizar los apuntes de las distintas materias.





7. Corrijo y complemento mis apuntes después de clases con la literatura que tengo disponible para no cometer errores.








Para reflexionar…
“¿Habéis visto hombre prolijo en su trabajo? Delante de los reyes estará, no delante de los de baja condición” (Proverbios 22:29).
“He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor” (2 Timoteo 4: 7, 8).
¡Que todo el mundo reconozca los frutos de tu esfuerzo! ¡Que todos en la ciudad te alaben por tus acciones!” (Proverbios 31: 31).
“El niño Jesús crecía en estatura y con poder espiritual. Estaba lleno de sabiduría, y Dios estaba muy contento con él” (Lucas 2: 52).
“Si en verdad te aprecias, estudia. Bien harás en practicar lo aprendido” (Proverbios 19: 8).
El estudio exige tiempo, llegar a ser sabio exige dedicación. No puede llegar a ser sabio quien se dedica a otras tareas”.
Publicar un comentario